Por @Wicho — 24 de Febrero de 2012

Atardecer en HD209458 b
Atardecer en HD 209458 b por Frédéric Pont

Desde que hace unos años suponíamos que tienen que existir planetas en órbita alrededor de otras estrellas, los llamados planetas extrasolares, las cosas han cambiado mucho, y ya tenemos comprobado la existencia de al menos 775 de ellos, con varios miles de candidatos más a ser añadidos a una lista que no deja de crecer.

Los métodos para detectarlos son varios, pero uno de ellos, y de los más efectivos, es el de los tránsitos, que consiste en medir como baja el brillo de la luz que nos llega desde una estrella cuando un planeta se interpone entre esta y nosotros.

En algunos casos, además, este método ha permitido, gracias a los cambios que se producen en esa luz al atravesar la atmósfera de uno de estos planetas, saber con bastante certeza cual es la composición de esta, con lo que se puede calcular cómo se verían los amaneceres o atardeceres en esos planetas.

Es un poco como aquello de que todo depende del color del cristal con el que lo mires, salvo que en este caso en lugar de un cristal se trata de la atmósfera de un planeta.

Atardecer en HD-189733 B
Atardecer en HD 189733 b por Frédéric Pont

Eso es lo que ha hecho Frédéric Pont, un profesor de ciencia planetaria en la Universidad de Exeter, con HD 209458 b, un planeta situado a 150 años luz del Sistema Solar y bautizado informalmente como Osiris, y con HD 189733 b, otro planeta extrasolar situado a 63 años luz de nosotros.

Los datos para hacer este estudio fueron recogidos gracias al telescopio espacial Spitzer en el caso de HD 189733 b y por el espectrógrafo STIS del telescopio espacial Hubble en el caso de HD 209458 b.

El Spitzer, antes de quedarse sin refrigerante en mayo de 2009, lo que limita su sensibilidad, fue además capaz de realizar un «mapa» de la temperatura de las emisiones de HD 189733 b, el primer mapa de algún tipo que tenemos de un planeta extrasolar.

De todos modos, todo esto casi palidece en comparación con el hecho de que hemos sido capaces de ver exoplanetas a «simple» vista.

Pero si tenemos en cuenta que un estudio publicado hace poco estima que hay 160.000 millones de planetas extrasolares en la Vía Láctea, sin duda las sorpresas que nos esperan serán increíbles. De hecho, en estos setecientos y pico que tenemos ya fichados hay cuatro potencialmente habitables, aunque ojo, hay que hacer mucho énfasis en lo de potencialmente.

(Vía Eureka).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear