Por @Wicho — 5 de Octubre de 2016

No, no voy a hacer un chiste de abogados ;)

Me ha encantado Tree of Life Explorer, la versión interactiva de The Tree of Life.

En ella se pueden explorar las relaciones entre una multitud de seres vivos y el ser humano. Para ello basta con hacer clic en cualquiera de los bichos y ver como se dibuja la línea que nos une con nuestro último antepasado común conocido. Unos cuadros cuentan cuando vivió ese ser y nuestro grado de parentesco con él.

No es un árbol completo, y algunas cosas están simplificadas, pero deja claro que toda la vida en la Tierra está relacionada. Tanto las especies actuales como las ya extintas. Todo bicho vivo es familiar en algún grado; todos descendemos de LUCA.

Y sí, resulta inquietante ser primo quincuagésimo de algún que otro ser humano. Más que serlo de las arañas o incluso de las cucarachas.

(Vía Cuaderno de cultura científica).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear