Por @Wicho — 4 de Mayo de 2009

Ahora que se habla tanto de ellos a causa de la gripe porcina, nueva gripe, o gripe A, o como quiera que se llame hoy, en Come the pandemic, the drugs do work se pueden ver datos de diferentes estudios realizados sobre la efectividad de los antivirales oseltamivir y zanamivir, más conocidos por los nombres comerciales Tamiflu y Relenza, que se utilizan para tratar la gripe y que muchos gobiernos tienen almacenados desde cuando la gripe aviar «por si las moscas».

Según estos datos:

  • Los pacientes tratados con zamavir tienen un 24% más de posibilidades de sentir alivio en los síntomas de la gripe que un grupo de control tratado con un placebo; en el caso de oseltamivir la cifra se reduce a un 20%.
  • Si se mira cuanto tiempo tardaron los pacientes en recuperarse, el oseltamivir redujo el tiempo que tardaron los pacientes en estar totalmente recuperados en 0,68 días; el zanamivir en 0.71 días.
  • En ninguno de los casos los antivirales evitaron que los pacientes fueran contagiosos, aún a pesar de haber reducido su carga vírica.
  • Como medida preventiva sí demostraron ser bastante más efectivos. Una dosis diaria de 75 miligramos de oseltamivir fue efectiva en un 61% comparada con un placebo, y un 73% cuando la dosis se subió a 150 mg. El relenza fue efectivo en un 62%.

En definitiva, que como dice el dicho, la gripe son siete días con medicinas o una semana sin ellas, aunque los antivirales sí parecen bastante efectivos a la hora de evitar el contagio a personas sanas.

Hay que tener en cuenta, de todos modos, que estos estudios fueron realizados con otras variantes de la gripe, no con la nueva gripe.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear