Por @Wicho — 12 de Octubre de 2017

Haumea con su anillo

Haumea, o más correctamente (136108) Haumea, es un planeta enano que se encuentra más allá de la órbita de Neptuno, en el cinturón de Kuiper. También sabemos que tiene dos lunas, Hiʻiaka y Namaka, y que su órbita alrededor del Sol dura 248 años. Lo que no teníamos claro del todo era su tamaño, aunque todo apuntaba a que era de los más grandes.

Pero ahora, gracias a un estudio recién publicado encabezado por astrónomos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), también sabemos que Haumea es más grande y menos brillante de lo que pensábamos y que además tiene un anillo:

Predijimos que Haumea pasaría delante de una estrella el 21 de enero del 2017, y doce telescopios de diez observatorios europeos observaron el fenómeno -señala José Luis Ortiz, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) que encabeza la investigación-. Gracias a este despliegue de medios hemos podido reconstruir con mucha precisión la forma y tamaño del planeta enano Haumea, con el sorprendente resultado de que es bastante más grande y menos reflectante de lo que se pensaba. También es mucho menos denso de lo que se creía con anterioridad y esto soluciona algunas incógnitas que estaban pendientes de resolver para este objeto

De hecho con las estimaciones de tamaño que salen de ese estudio, unos 2.322×1.701×1,138 km kilómetros –Haumea tiene forma elíptica, probablemente debido a su rápido periodo de rotación de un pelín menos de cuatro horas– se convierte en el segundo o tercer planeta enano más grande, no muy por detrás de Plutón y prácticamente empatado con Éride.

Aunque en cualquier caso la gran sorpresa ha sido la detección de ese anillo, que está a una distancia de unos 2.287 kilómetros del centro de Haumea y que gira unas tres veces más despacio que el propio Haumea.

Es la primera vez que encontramos un anillo alrededor de un objeto transneptuniano, aunque sabemos que Cariclo, un asteroide que orbita el Sol entre Saturno y Urano, tiene dos anillos, y creemos que Chiron, también en órbita entre Saturno y Urano, también puede tener un par de anillos.

Así que parece que cada vez está más claro que lo de tener anillos dista mucho de ser una prerrogativa de los grandes planetas.

***

El descubrimiento de objetos como Éride, Makemake o Haumea es el «culpable» de que Plutón perdiera su categoría de planeta, ya que o bien aceptábamos que el sistema solar podía tener decenas y decenas de planetas o decidíamos que Plutón dejaba de serlo, algo que hizo la Unión Astronómica Internacional en 2006 en una polémica decisión que convertía a Plutón en un planeta enano que aún hoy es discutida.

Éride y Makemake fueron descubiertos por Michael Brown, Chad Trujillo y David Rabinowitz –la cuenta de Brown en Twitter es, de hecho, @PlutoKiller– pero el descubrimiento de Haumea estuvo rodeado de una gran polémica.

Brown y su equipo tenían datos acerca de él y por lo visto fueron los primeros en darse cuenta de su existencia, pero diversas circunstancias hicieron que retrasaran el anuncio de su descubrimiento y mientras se les adelantaron con el anuncio José Luis Ortiz y su equipo.

Pero, según el artículo de la Wikipedia en inglés al respecto,

Haumea fue el primero de los planetas enanos reconocidos por la UAI en ser descubierto después del descubrimiento de Plutón en 1930. Sin embargo, su denominación y aceptación formal como planeta enano se retrasaron varios años debido a la controversia sobre quién debería recibir crédito por descubrirlo. Un equipo del California Institute of Technology (Caltech) encabezado por Michael E. Brown fue el primero en localizar el objeto, pero un equipo español encabezado por José Luis Ortiz Moreno fue el primero en anunciarlo, con lo que en condiciones normales debería recibir el crédito.

Sin embargo, Brown sospecha que el equipo español hizo trampas y que utilizó observaciones del Caltech para hacer su descubrimiento, mientras que el equipo de Ortiz acusa al equipo estadounidense de interferencia política con la Unión Astronómica Internacional (UAI). La UAI reconoció oficialmente Haumea, el nombre propuesto por el equipo californiano, en lugar del nombre propuesto por el equipo español, Ataecina, en septiembre de 2008.

Y esta decisión también trae cola todavía, porque aunque la UAI escogió el nombre propuesto por Brown, no da a ninguno de los equipos el crédito por el descubrimiento de Haumea.

Brown, por cierto, es uno de los padres de la teoría que afirma que hay un noveno planeta en el sitema solar.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear