Por @Wicho — 17 de Enero de 2016

Impresión artística del Jason–3 en órbita
Impresión artística del Jason–3 en órbita – CNES

Un cohete Falcon 9 v1.1 de SpaceX ha puesto hoy en órbita el satélite Jason–3, un proyecto conjunto de los Estados Unidos y la Unión Europea.

Jason–3 tiene como objetivo medir la altura de los océanos. La órbita en la que está colocado, de 1326×1380 kilómetros de altitud y 66,05 grados de inclinación le permite repetir las mediciones sobre cualquier punto que cubre esta el 95 por ciento del agua sin hielo de la Tierra, cada 9,9 días.

Los datos acerca del nivel del mar se usan para la predicción de huracanes y otros fenómenos meteolrológicos extremos, observar los patrones meteorológicos según atraviesan los océanos, predecir olas para plataformas petrolíferas y otras instalaciones similares, predicción de mareas y seguimiento de corrientes para ayudar a planificar rutas de embarcaciones; a largo plazo, los datos acumuluados ayudan en el estudio del cambio climático.

Gracias a sus predecesores, Jason–1, Jason–2 y Topex tenemos ya 23 años de datos continuos sobre la altura de los océanos que indican que en este tiempo el nivel del mar ha subido 7 centímetros.

Jason–3 durante los preparativos para su lanzamiento
Jason–3 durante los preparativos para su lanzamiento – CNES/Thales Alenia

El instrumento principal de Jason–3 es el Poseidon-3B, un altímetro radar con una precisión de 3,3 centímetros cuyo funcionamiento se ve complementado por el Advanced Microwave Radiometer 2, un dispositivo capaz de detectar la cantidad de humedad presente en la atmósfera, lo que influye en la velocidad de propagación de las señales radar, con lo que sus datos ayudan a calibrar con más precisión las lecturas obtenidas gracias al Poseidon-3B.

Además, Jason–3 lleva a bordo otros tres sistemas de apoyo que permiten determinar con precisión su órbita, ya que saber su altitud es imprescindible para que las medidas tomadas con el radar sean correctas.

Instrumentos de Jason–3
Instrumentos de Jason–3 – NOAA/NESDIS/STAR

Reflector láser de Jason–3Estos son un receptor para el sistema Doris, que mediante una red de 60 emisores de radio permite determinar la órbita del satélite con una precisión de 3 centímetros, un receptor GPS que complementa a Doris cuando el satélite está fuera de cobertura de sus estaciones, y finalmente un reflector láser para poder medir su altitud desde tierra y calibrar el funcionamiento de Doris y del GPS.

La combinación de los datos recogidos por el radar y los sistemas de control de la posición de Jason–3 podrían llegar a permitir obtener una precisión de 2,5 centímetros en las mediciones.

Completa la carga útil de Jason–3 el Joint Radiation Experiment, compuesto por dos instrumentos que miden la cantidad de partículas cargadas y la radiación en el entorno del satélite.

A Jason–3 le esperan ahora seis meses de pruebas en órbita antes de entrar en funcionamiento; la duración de la misión está planeada en cinco años, aunque Jason–1, diseñado también para durar cinco años, estuvo en funcionamiento durante once años.

(Algunos datos vía Spaceflight101).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear