Por @Alvy — 26 de Agosto de 2008

Algunas fórmulas matemáticas en las que aparece el número i (la raíz cuadrada de -1, un número denominado imaginario) tienen como resultado números bastante poco imaginarios; algunos incluso son enteros, aunque suele distar de ser trivial el cálculo preciso.

La fórmula matemática más bella del mundo sería un buen ejemplo de bella redondez tras su aparente complejidad, y hoy me topé con esta que tampoco está nada mal:

ii = 0,207879576350761...

Al parecer se necesitaron siglos después de la época de Newton y Euler para poder calcular este valor con precisión.

Esta curiosidad la encontré en An Imaginary Tale: The Story of i, un bonito libro de Paul J. Nahin sobre la historia de la raíz cuadrada de -1 y los números imaginarios.

Actualización (27 de agosto de 2008): En gaussianos está explicado el «cómo se hace», potencias relacionadas con i.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear