Por @Wicho — 1 de Junio de 2015

67P en mayo de 2015

Como está previsto la sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea sigue en órbita alrededor del núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gersaimenko, a donde llegó el 6 de agosto de 2014, mientras este se aproxima al perihelio, el punto de su órbita más cercano al Sol.

Seguirá en órbita alrededor de él durante los próximos meses, mientras se vuelve a alejar del Sol, en principio hasta finales de 2015.

Pero Rosetta está en perfectas condiciones, aún tiene combustible, y sus paneles solares producen electricidad suficiente para mantenerla en funcionamiento…

Así que empieza a perfilarse la idea de extender la misión hasta septiembre de 2016 y hacerla aterrizar en 67P, tal y como puede leerse en Rosetta team propose ending mission by landing on comet.

La idea sería ir aproximándola al núcleo de 67P poco a poco hasta que se posara en él.

Esto permitiría seguir recolectando datos e imágenes cada vez más detalladas de 67P, y al final tomar contacto con su superficie.

Septiembre de 2016, según los cálculos de los responsables de la misión, sería el límite tanto por disponibilidad de combustible como porque el Sol estaría entre Rosetta y 67P y la Tierra, lo que dificultaría enormemente las comunicaciones.

La propuesta tiene que pasar todavía por los correspondientes filtros en la Agencia Espacial Europea, donde el problema principal probablemente estará en la disponibilidad de fondos o no, y no tanto en que la idea sea factible o no.

De hecho no sería la primera vez que se hace algo así, ya que en su momento la sonda NEAR Shoemaker tomó tierra en el asteroide Eros al final de su misión, algo que no estaba previsto en el perfil original de esta.

Pero como dice Matt Taylor, el científico principal de la misión, «la propuesta de hacer aterrizar la sonda en la superficie del cometa nos dará observaciones cercanas y distintas que no tendremos si no hacemos esto. Además, desde un punto de vista personal, me parece que estaría muy bien dar fin a Rosetta haciéndola aterrizar en la superficie, reuniéndola con Philae».

Se puede seguir a Rosetta en @ESA_Rosetta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear