Por @Wicho — 25 de Enero de 2015

Hoy se cumplen once años del aterrizaje –sí, se puede aterrizar en Marte– del rover Opportunity de la NASA en un cráter en lo que NASA lo llamó un hoyo en uno interplanetario

Con el tiempo el lugar de aterrizaje fue bautizado como estación Challenger en honor a la tripulación del transbordador espacial con el mismo nombre que falleció cuando este resultó destruido en 1986 poco después de despegar en la misión STS-51L.

Estos son algunos de los hechos más relevantes de esta misión de once años –aunque el objetivo original era que Opportunity durara tres meses– que la NASA ha escogido para conmemorar este aniversario del aterrizaje:

  • Aterrizó junto a rocas sedimentarias y encontró pruebas allí mismo de que en el pasado hubo agua líquida en Marte, uno de los objetivos principales de la misión; tuvo mucha más suerte que su gemelo Spirit, cuya misión terminó en 2010 al quedar atrapado en un banco de arena, y que tardó un tiempo en encontrar evidencias similares.
  • Examinó el primer meteorito encontrado en otro planeta.
  • Entró y salió del cráter Endurance, donde de nuevo encontró y estudió capas de terreno alteradas por el agua.
  • Fotografió el movimiento de las nubes en la atmósfera marciana.
  • Desveló la historia pasada por agua de las colinas del cráter Victoria.
  • Viajó durante tres años del cráter Victoria al cráter Endeavour, donde encontró pistas de un entorno que en su momento pudo ser compatible con la vida de microbios en él.
  • Estudió una roca rica en magnesio rota por una de sus ruedas al pasar sobre ella.
  • Rompió el récord de distancia recorrida por un vehículo en la superficie de otro astro, terminando su decimoprimer año con 41,7 kilómetros recorridos.
  • Subió al Cabo Tribulación, uno de los puntos mas altos del borde del cráter Endeavour.

Y aún le queda cuerda para rato, esperemos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear