Por Esther — 23 de Noviembre de 2009
Sólo se puede controlar aquello que es conocido. Hay que conocer el riesgo para poderlo controlar

Es la máxima del Centro de estudios de riesgo tecnológico de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC). De siete líneas de investigación, dos se dedican a incendios en hidrocarburos e incendios forestales.

En el Centro de formación en seguridad Can Padró, se investigan los incendios en hidrocarburos mediante fuegos controlados en balsas circulares. Así estudian la velocidad de combustión, la distribución de temperaturas en el interior de la llama, a alturas y posiciones radiales diferentes, y las variables atmosféricas.

Para ello cuentan con una torre de 12 metros de altura y otras dos de 3 metros equipadas con termopares y un sistema de termografía infrarroja

Para medir la velocidad de combustión se basan en la disminución del combustible a lo largo de la prueba, mediante un sistema de vasos comunicantes y una balanza electrónica.

Las variables atmosféricas las registra una torre meterológica. Luego, todos los datos obtenidos se procesan con un software propio y se modelizan.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear