Por @Wicho — 22 de Junio de 2004
Parece ser que que el vuelo de ayer de SpaceShipOne no fue tan suave como pareció, pues hubo varios problemas que pudieron dar al traste con todo. Hubo problemas desde con el motor, que rindió menos de lo esperado e hizo que SS1 apenas sobrepasara en 100 metros los 100 kilómetros cuando estaba pensado que llegara hasta unos 110 kilómetros de altura, hasta problemas con el sistema de control de actitud de la nave que hicieron que esta se desviara en unos 35 kilómetros de su trayectoria prevista mientras Melvill ponía en marcha los mecanismos de respaldo. En palabras del piloto:
As I came out of the atmosphere I no longer had any attitude control. If that had happened earlier, I would never have made it and you all would be looking sad right now. Al salir de la atmósfera me quedé sin control de actitud. Si eso hubiera sucedido antes, no lo habría conseguido y todos vosotros tendríais un aspecto muy triste ahora miso.
Estos fueron los dos problemas principales de la misión, aunque hubo otros menores; Burt Rutan ha anunciado que bajo ningún concepto intentarán hacerse con el Ansari X Prize hasta que hayan analizado los problemas que tuvieron ayer y estén convencidos de que los han solucionado y que no volverán a ocurrir.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — Ramon

Esta es la actitud: probar, probar y probar; encontrar los fallos y mejorar.

A veces nos olvidamos de lo experimental, revolucionario y, ¿por qué no decirlo?, frágil que es una nave que hace cuatro días era todavía una idea.

ánimo!