Por @Wicho — 9 de Febrero de 2015

Desde hace millones de años desde la Tierra solo podemos ver un lado de la Luna porque nuestro planeta y su satélite rotan de forma síncrona, de tal forma que a la Luna le lleva el mismo tiempo dar la vuelta sobre si misma que girar alrededor de la Tierra.

De todas formas, debido a los movimientos de libración lunar, algo de lo que normalmente no somos conscientes, porque tienen lugar a lo largo de días, y al efecto de paralaje que depende de donde estés cuando donde mires a la Luna, no siempre la vemos igual y podemos llegar a ver como un 59 por ciento de la superficie de la Luna en lugar del 50 por ciento que cabría esperar.

Libración lunar
Comparación de la luna del 19 de marzo de 2011 (a la izquierda) con la del 13 de abril. De arriba a abajo están marcados Mare Crisium, y los cráteres Copérnico y Tycho para poder comprobar han cambiado de posición entre las dos tomas.

Pero aún así, no teníamos ni idea de qué pinta tenía el resto del lado oculto de la Luna hasta que en 1969 la sonda soviética Luna 3 pasó por allí y tomó 29 fotografías que mostraban como el 70 por ciento del lado oculto de esta, revelándonos, por ejemplo, que está cubierta de cráteres y que no hay zonas más llanas como los mares de la cara que vemos desde la Tierra.

Cara oculta, que no oscura como se lee a veces, pues también recibe la luz del Sol, como se puede ver en el vídeo que abre esta anotación, A View From The Other Side, elaborado con datos de la Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA.

La cara oculta de Luna sólo está a oscuras cuando hay Luna llena, pues el Sol está al otro lado de la Tierra y de ella; el resto del tiempo, la cara oculta de la Luna está en la fase opuesta a la que podemos ver desde la Tierra: si desde aquí vemos cuarto creciente, la cara oculta está en cuarto menguante, etc.

En el vídeo la cámara apunta siempre a la superficie de la Luna a lo largo de la línea imaginaria que une esta con la Tierra; al principio con el equivalente a un teleobjetivo y luego con un gran angular.

Hay más información acerca de todo esto en Moon Phase and Libration, from the Other Side.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear