Por @Wicho — 31 de Diciembre de 2011

Impresión artística de las sondas en funcionamiento - NASA
Impresión artística de las sondas en funcionamiento - NASA

Mientras por aquí nos preparamos para despedir el año, en la NASA hay un equipo al que le ha tocado trabajar, ya que entre esta noche y mañana las sondas de la misión GRAIL llegan a la Luna y tienen que realizar su maniobra de inserción orbital: NASA Twin Spacecraft On Final Approach For Moon Orbit.

Tras casi tres meses de viaje desde su lanzamiento, la GRAIL-A comenzará su maniobra de inserción a las 22:21, hora de España (UTC +1), mientras que su gemela, la GRAIL-B, hará lo propio a las 23:05 del día 1.

El objetivo de la misión es medir el campo gravitatorio lunar de la cara visible con 100 veces más precisión que las mediciones de las que disponemos en la actualidad y el de la cara oculta con 1.000 veces más precisión.

Para ello ambas sondas darán vueltas a la Luna en una órbita prácticamente circular de 55 kilómetros de altitud que pasa prácticamente por ambos polos lunares.

Esta órbita además tiene que ser muy precisa porque será precisamente gracias a la variación de la posición relativa de ambas sondas entre ellas y respecto a la Tierra de dónde se saque la información acerca del campo gravitatorio de la Luna.

De hecho, los instrumentos principales de la misión funcionan como si de una especie de GPS lunar se tratara, lo que permite a ambas determinar con mucha precisión su posición y altura, compararlas, y así ver cómo las está modificando el campo gravitatorio lunar.

Hay una cuenta no oficial de las sondas en Twitter, @Grail_101, en la que se puede seguir el proceso.

Actualización 2 de enero de 2012: las dos sondas realizaron sus maniobras de inserción orbital sin problemas y ya se les puede seguir desde el navegador mientras ajustan sus órbitas para comenzar la recogida de datos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear