Por @Wicho — 31 de Julio de 2012

Como dice @aberron, La cámara de los recuerdos perdidos es una especie de spin-off de El mal del cerebro que trata de un grupo de personas con amnesia severa y un experimento que está llevando a cabo el Centro Estatal de Atención al Daño Cerebral para ver si poniéndoles una cámara que recoja imágenes de toda su actividad diaria mejora su estado.

Dura cinco minutos y medio y pone los pelos de punta a poco que te pongas en la piel de esos pacientes porque, ¿qué somos nosotros sin nuestras memorias, sin nuestros recuerdos?

Por cierto que si no has visto El mal del cerebro, ya estás tardando, aunque necesitarás un poquito más de una hora para hacerlo, y quizás tener un pañuelo a mano.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear