Por @Wicho — 18 de Junio de 2006

Tal y como estaba previsto la NASA anunció ayer la fecha para el lanzamiento del transbordador espacial Discovery en la misión STS-121, y tal y como se preveía, la fecha escogida es el próximo 1 de julio, justo el día en el que se abre la próxima ventana de lanzamiento que permite realizarlo con los parámetros fijados por la agencia: NASA managers pick July 1 for shuttle flight.

Esta decisión se tomó tras una reunión de dos días en la que se discutió si en opinión de todos la nave está lista para ser lanzada o no, y parece ser que la opinión dista mucho de ser unánime.

Llama la atención en especial que tanto el ingeniero jefe Chris Scholese como Bryan O'Connor, el responsable de seguridad en las misiones, hayan votado en contra del lanzamiento, pues los dos opinan que son necesarios más cambios para intentar tener más controlado el peligro de desprendimiento de espuma aislante del depósito principal de combustible.

En cualquier caso, para Mike Griffin, el director de la agencia, y en quien recayó finalmente la toma de la decisión, la capacidad de inspeccionar la nave y de realizar algunas reparaciones rudimentarias en órbita, así como la posibilidad de resguardar a los astronautas en la Estación Espacial Internacional hasta poder montar una hipotética operación de rescate de llegar a ser necesaria, son factores que han contribuido a su decisión de dar el visto bueno al lanzamiento, aunque es consciente de que la vuelta de la nave a Tierra sin problemas también es crucial:

Dejando aparte el tema de la tripulación, si fuéramos a perder otro vehículo… Ya estaría tomando los pasos necesarios para cerrar el programa. Creo, que de suceder eso, sería el fin.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear