Por @Wicho — 12 de Agosto de 2015

Impresión artística de Kepler-453b
Impresión artística de Kepler-453b - Mark A. Garlick

Durante mucho tiempo Tatooine fue el planeta en el que vivía Luke Skywalker cuando lo conocimos, un planeta en el que se pueden disfrutar de atardeceres con dos soles poniéndose al tiempo.

Luego se convirtió en el nombre de Kepler-16b, el primer planeta extrasolar descubierto en órbita alrededor de una estrella binaria, allá por 2011.

En la actualidad tenemos localizados casi 20 planetas circumbinarios, que es como se llama a estos planetas que están en órbita alrededor de dos estrellas.

El último de ellos es Kepler-453b, un planeta con 6,2 veces el radio de la Tierra y una masa estimada en menos de 16 veces la de esta que tarda 240 días en orbitar sus estrellas, que a su vez orbitan una alrededor de la otra cada 27 días, tal y como se puede leer en Kepler finds tenth transiting ‘Tatooine’ exoplanet.

Kepler-453b, además, está en la zona de habitabilidad de su sistema, aunque con los datos que tenemos tiene toda la pinta de ser un gigante gaseoso, con lo que es poco probable que pueda albergar vida, al menos tal y como la conocemos.

El sistema Kepler-453 se encuentra a 1400 años luz de la Tierra, en dirección a la constelación de Lyra.

Pero lo que hace especialmente interesante a Kelpler-453b es que los científicos han descubierto que la inclinación de su órbita cambia, con un periodo de 103 años en su caso, por lo que sólo es detectable desde la Tierra aproximadamente el 9 por ciento del tiempo, cuando la inclinación de su órbita lo lleva a colocarse entre sus estrellas y nosotros, lo que permite al Kepler localizarlo mediante el método de los tránsitos.

De hecho se han podido medir tres tránsitos de Kepler-453b por pura suerte: los próximos no se producirán, desde nuestro punto de vista hasta 2066.

Así que, asumiendo que este cambio de plano orbital sea más o menos normal en lo que a planetas circumbinarios se refiere, todo parece indicar que hay muchos más Tatooines por ahí esperando a ser descubiertos de los que pensábamos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear