Por @Wicho — 17 de Noviembre de 2004

La NASA ha conseguido batir hoy todos los récords de velocidad en lo que a vehículos impulsados por motores atmosféricos se refiere con el último vuelo del X-43A, que lanzado desde un B-52 alcanzó una velocidad de Mach 9,8 (unos 11.000 kilómetros por hora), lo que le permitiría dar una vuelta al mundo en unas cuatro horas... aunque el motor del X-43A está diseñado para funcionar durante sólo 10 segundos.

El propio X-43A tenía el récord de velocidad tras su anterior vuelo del 27 de marzo de este año, durante el que alcanzó Mach 6,83; el récord en lo que a un avión producido en serie se refiere lo tiene el SR-71 Blackbird [fotos].

El X-43A es un avión sin piloto impulsado por un scramjet (supersonic combustion ramjet), fruto de más de 20 años de investigación y una inversión de más de 230 millones de dólares, pero es difícil que llegue a suponer algún tipo de aplicación práctica en un futuro cercano ya que la NASA ha cancelado a principios de este año el programa X-43C, que debería haber continuado el desarrollo de esta tecnología, para centrarse en el programa de exploqación espacial propuesto por el presidente Bush.

Este ha sido también el último vuelo del veterano B-52 de la NASA [fotos], que lleva casi cincuenta años tomando parte en distintos programas, incluido el del X-15.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear