Por @Alvy — 7 de Junio de 2013

Placa metálica + sal + generador de tonos = ¡formas geométricas!

¡Tesla asentiría orgulloso! Este curioso experimento muestra lo que sucede cuando se varía poco a poco la frecuencia de un sonido que impacta en una placa metálica: los granos de sal van saltando y moviéndose, pero las longitudes de las ondas hacen que en ciertas zonas se cancelen y en otras se fortalezcan, produciendo curiosas formas geométricas a medida que se varía la frecuencia.

En vez de metal se puede usar una placa de vidrio, plástico y otros materiales, con resultados similares.

Al ver cosas como estas el bueno de Nikola Tesla se interesaba por saber qué sucedería con fenómenos de resonancia a diversas frecuencias, más altas y más bajas. Fue el primero en descubrir y experimentar con lo que hoy en día se conoce como Resonancia Schumann que es algo así como «la frecuencia natural de la Tierra», a ~7,83 Hz (en realidad se extiende entre 3 y 60 Hz, Tesla la calculó en 8 Hz) que puede utilizarse para examinar los rayos de las tormentas a nivel planetario y otras cosas raras.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear