Por @Alvy — 7 de Junio de 2013

Placa metálica + sal + generador de tonos = ¡formas geométricas!

¡Tesla asentiría orgulloso! Este curioso experimento muestra lo que sucede cuando se varía poco a poco la frecuencia de un sonido que impacta en una placa metálica: los granos de sal van saltando y moviéndose, pero las longitudes de las ondas hacen que en ciertas zonas se cancelen y en otras se fortalezcan, produciendo curiosas formas geométricas a medida que se varía la frecuencia.

En vez de metal se puede usar una placa de vidrio, plástico y otros materiales, con resultados similares.

Al ver cosas como estas el bueno de Nikola Tesla se interesaba por saber qué sucedería con fenómenos de resonancia a diversas frecuencias, más altas y más bajas. Fue el primero en descubrir y experimentar con lo que hoy en día se conoce como Resonancia Schumann que es algo así como «la frecuencia natural de la Tierra», a ~7,83 Hz (en realidad se extiende entre 3 y 60 Hz, Tesla la calculó en 8 Hz) que puede utilizarse para examinar los rayos de las tormentas a nivel planetario y otras cosas raras.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


El gen: Una historia personal

EUR 10,44

Comprar


Homo Deus: Breve historia del mañana

EUR 12,34

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección