Por @Wicho — 24 de Enero de 2005

El asunto de la hipotética reparación del Hubble [más info en la ESA y en la Wikipedia] parece el cuento de nunca acabar.

Si hace unos días la empresa MacDonald, Dettwiler and Associates anunciaba que se había hecho con el contrato para estudiar y diseñar una misión robótica de mantenimiento del telescopio espacial, opción que tampoco entusiasmaba a mucha gente por su elevado porcentaje de posibilidades de fracaso, este fin de semana ha comenzado a rumorearse que la NASA en realidad no ha pedido dinero al congreso para esa misión y que sólo está esperando el momento adecuado para anunciarlo.

Los más optimistas consideran de todos modos que existe todavía la posibilidad de que esto sea sólo una maniobra por parte de la administración de la NASA para conseguir dinero para otras cosas y a lo largo del año, y aprovechando el fuerte apoyo popular que una misión de reparación del Hubble probablemente tendría, pedir ese dinero al congreso en un modificativo del presupuesto.

Cabe recordar que todo este problema viene de una curiosa decisión por parte de Sean O'Keefe, el administrador de la NASA, quien tras el desastre del transbordador espacial Columbia en febrero de 2003 anunció a principios del año pasado que una misión ya prevista de mantenimiento del telescopio espacial quedaba anulada para no poner en riesgo a los astronautas: El Hubble, sentenciado, aunque mucha gente no entiende por qué esta misión puede ser más peligrosa que las que estaban previstas para acabar la Estación Espacial Internacional y que en principio se mantienen.

Si no hay ningún comunicado antes, el siete de febrero se desvelará si los rumores son ciertos o no, ya que es la fecha en la que O'Keefe tiene que presentar públicamente la solicitud de presupuesto de la NASA para ver si esto se confirma; a ver con qué nos sorprenden entonces.

En el caso de que finalmente no se lleve a cabo ninguna misión de mantenimiento el Hubble podrá seguir en servicio algún tiempo más, básicamente hasta que acaben de fallar sus giróscopos y su órbita deje de ser controlable, pero probablemente deje de funcionar antes de que el James Webb Space Telescope, que como comentaba Víctor tampoco es un sustituto directo del Hubble, pues sólo funciona en infrarrojos, esté terminado y en órbita.

Actualización 21:30: Víctor también habla del tema en Hubble: Ni astronautas, ¿ni dinero?

Actualización 31 de octubre de 2006: Tras muchas idas y venidas y para alegría de todos los interesados en el tema, finalmente Mike Griffin confirma la misión de mantenimiento del Hubble, que al final será llevada a cabo por un transbordador espacial, probablemente el Atlantis, y en la que serán astronautas los que lleven a cabo las tareas y no robots.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear