Por @Wicho — 28 de Junio de 2017

Una chorrada de un alemán en un selloEl gobierno australiano acaba de publicar una primera versión preliminar del documento titulado Review of Pharmacy Remuneration and Regulation [PDF 4,4 MB], un documento en el que se examina el funcionamiento y el marco regulatorio de las farmacias en el país que colaboran con Medicaid, el equivalente allí de la Seguridad Social española.

Y me encanta el punto 3.5. Homeopathic products, productos homeopáticos. Empieza diciendo, sin dejar lugar a dudas, que

Hay riesgos inaceptables si a las farmacias se les permite vender productos homeopáticos.

No sólo dice que los productos homeopáticos no han podido probar nunca su eficacia sino que añade que no tienen lugar en las farmacias pues venderlos en éstas

…no es benigno sino que, más bien, supone el riesgo de crear en el consumidor una percepción de fiabilidad y eficacia dado el estatus de la farmacia como sitio de referencia en salud. Esto puede hacer que los pacientes escojan un producto homeopático en lugar de una medicina convencional con clara evidencia de eficacia, lo que crea un riesgo para la salud del paciente.

Termina diciendo respecto a su venta que

La homeopatía y los productos homeopáticos no deberían ser vendidos en las farmacias que participen en el Pharmaceutical Benefits Scheme. Este requerimiento debería ser aclarado y de obligado cumplimiento mediante las oportunas normas, estándares y guías producidas por los correspondientes órganos profesionales.

Falta por ver cómo queda la redacciñon final del informe, pero el gobierno australiano no es de andarse con chiquitas: desde el 1 de enero de 2016 los padres cuyos hijos no tengan al día el calendario de vacunas no pueden recibir ciertos beneficios fiscales.

Ojalá aquí tomáramos ejemplo.

(Vía Fernando Frías).

Relacionado

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear