Por @Wicho — 10 de Enero de 2010

Esta semana la NASA transportó el transbordador espacial Endeavour a la plataforma de lanzamiento, desde donde está previsto que despegue el próximo 7 de febrero a las 10:39 (hora de España, UTC +1) rumbo a la Estación Espacial Internacional en la misión STS-130.

Endeavour/STS-130 en la plataforma - NASA/Amanda Diller
Major Milestone Met: Endeavour/STS-130 en la plataforma - NASA/Amanda Diller

Esta es la primera de las cinco misiones previstas por la agencia para este año, que serán las últimas cinco misiones de los tres transbordadores que quedan en servico, Atlantis, Discovery y Endeavour.

La misión STS-130 tiene como objetivo principal instalar en la Estacion Espacial Internacional el módulo Tranquility y la Cúpula.

Tranquility, que estuvo a punto de llamarse Colbert como el cómico estadounidense, servirá como alojamiento para muchos de los sistemas de soporte vital de la Estación, mientras que la Cúpula, que va fijada en su extremo, servirá como una estación de control del brazo robot de la ISS gracias a sus siete ventanas que darán una visión de 360 grados de esta. También será una de los lugares con mejores vistas que uno se pueda encontrar, claro.

Tranquility y Cúpula - NASA/Amanda Diller
Station Awaits Tranquility - Ambos componentes, con la Cúpula en primer plano, listos para ser colocados en la bodega de carga del Endeavour - NASA/Amanda Diller
Interior de una reproducción de la Cúpula - Case-Berlin
Interior de una reproducción de la Cúpula - Case-Berlin

Le sigue la misión STS-131, en el Discovery, con fecha de lanzamiento prevista no antes del 18 de marzo a las 19:34, que pondrá en órbita diversos suministros a bordo del módulo logístico multipropósito Leonardo, un nuevo tanque de amoníaco para el sistema de refrigeración de la Estación, y se traerá de vuelta el tanque viejo.

La misión STS-132, con fecha de lanzamiento no antes del 14 de mayo a las 20:28 a bordo del Atlantis, tendrá como objetivo primario instalar el módulo ruso Rassvet, que se usará como zona de almacenamiento y como puerto de atraque con la ISS, y un módulo con repuestos que quedará instalado en exterior de la Estación; la instalación del módulo Rassvet dejará terminada la parte rusa de la ISS.

Rassvet en las instalaciones de RSC Energia
Rassvet en las instalaciones de RSC Energia

Los tripulantes del Atlantis dejarán colocados también otros repuestos como baterías y repuestos para el brazo robot de la Estación en el exterior de esta.

Será la última misión del Atlantis, que lleva en servicio desde 1985, salvo que tuviera que ser lanzado en la misión de contingencia STS-335.

La misión STS-134 será llevada a cabo en el Endeavour, con fecha de lanzamiento no antes del 29 de julio a las 13:51, y servirá para instalar el Espectrómetro Magnético Alpha en la ISS y la tercera plataforma de carga no presurizada ExPRESS, así como otros suministros menores.

AMSEl espectrómetro tiene como objetivo intentar detectar varias clases de materia exótica mediante la medición de rayos cósmicos; la plataforma ExPRESS sirve para colocar experimentos en el exterior de la ISS y proporciona espacio para esto, así como electricidad y servicios de control y de transmisión de datos.

Se traerá de vuelta los experimentos MISSE 7a y 7b, que son experimentos en los que se dejan diversos materiales expuestos a las condiciones que reinan en el exterior de la ISS para ver como se comportan, y aprovecharán el viaje para dejar en órbita los MAUI, SEITI, RAMBO-2 y SIMPLEX dell Departamento de Defensa.

El número de secuencia de esta misión está fuera de orden porque fue aprobada por la administración Obama en la primavera de 2009 para poder poner en órbita el AMS, que aunque ya estaba construido se había quedado sin hueco en las misiones programadas tras el desastre del Columbia.

Es la última misión del Endeavour, que lleva en servicio desde 1992, y que probablemente acabará sus días en el March Field Air Museum, aunque esto todavía no está decidido.

Y si todo va según lo previsto la última misión de los transbordadores espaciales, para la que la agencia busca insignia, la misión STS-133, despegará de la plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy a las 17:57 del próximo 16 de septiembre a bordo del Discovery, poniendo fin a algo más de 28 años de servicio cuando aterrice, previsiblemente el 26 de ese mismo mes.

Colocará en órbita al módulo logístico multipropósito Leonardo que para entonces habrá sido reconvertido en un módulo presurizado a propuesta de la Agencia Espacial Europea, y que servirá como almacén de repuestos y suministros, lo que permitirá espaciar mas los envíos de estos, y el cuarto módulo ExPRESS, así como algunos repuestos más.

La NASA le ha ofrecido el Discovery al Museo Nacional del Aire y el Espacio para que entre a formar parte de su colección una vez retirado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear