Por @Wicho — 19 de Enero de 2012

Por cortesía del Laboratorio de Bajas Temperaturas de la Universidad de Ithaca, una pastilla superconductora dando vueltas sobre un circuito de imanes, impulsada por los motores de un coche de juguete:

Es una manifestación de un fenómeno conocido como flux pinning (¿anclaje de flujo, confinamiento de flujo, pinzamiento de flujo?) que hace que los superconductores de tipo II no se muevan cuando los colocas dentro de un campo magnético porque las líneas de flujo de este sólo pueden pasar por lugares muy determinados del superconductor, anclándolo en su sitio.

Si no lo tocas, no se mueve, y puede levitar –o quedar colgado– debajo de los imanes, pero si lo empujas a lo largo de un circuito, como en este caso, el citado bloqueo de las líneas de flujo hace que no se escape en la primera curva…

Claro que si el circuito tiene forma de banda de Moebius como esta construida por un grupo de estudiantes de la Universidad de Vestfold en Noruega el efecto es aún más espectacular:

Ojo, que el efecto que se ve en estos vídeos no es el mismo que usan los trenes de levitación magnética, pues estos usan la repulsión magnética entre el raíl –por llamarlo así en este caso– y el tren, sin usar para nada superconductores, que a día de hoy sólo actúan como tales, que sepamos, a temperaturas muy inferiores a los cero grados centígrados.

Me los encontré investigando un poco el asunto este del pinzamiento de flujo después de ver este otro vídeo, que si bien es espectacular, parece ser un fake para promocionar un juego de Sony:

(El vídeo de Sony, vía @bengoldacre; las traducciones sugeridas de flux pinning gracias a @Wis_Alien, @eduardm, y @miguidotcom).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear