Por @Wicho — 15 de Septiembre de 2014

67P y Rosetta
Rosetta and Philae snap selfie at comet: Rosetta, Philae, un panel solar, y el núcleo de 67P/Churyumov-Gerasimenko - ESA/Rosetta/Philae/CIVA

Tomada el pasado 7 de septiembre, en esta foto se ve el núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, que es el objetivo de la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea, con uno de los paneles solares de 14 metros de Rosetta en primer plano.

Rosetta estaba a unos 50 kilómetros de 67P al hacer la foto.

La sonda Rosetta lleva en órbita alrededor de este desde el pasado 6 de agosto, con el objetivo de seguirlo en su periplo alrededor del Sol.

Rosetta, además, lleva a bordo a Philae, un aterrizador que el próximo 11 de noviembre está previsto que se pose en el núcleo del cometa.

Rosettta y Philae
Rosettta y Philae

Esta foto está hecha por CIVA-P, un instrumento que va a bordo de Philae, compuesto por siete micro cámaras que tomaran una imagen panorámica en 360 grados del sitio de aterrizaje de Philae una vez que este se haya posado en uno de los cinco puntos de aterrizaje que se están estudiando.

La otra parte de CIVA, CIVA-M, es un microscopio que obtendrá imágenes en luz visible e infrarrojo y que estudiará la composición, textura, y albedo de las muestras que Philae tome de la superficie.

CIVA es el acrónimo de Comet nucleus Infrared and Visible Analyzer, Analizador en Infrarrojo y Visible del núcleo del Cometa, y forma parte de la contribución de la NASA a la misión.

Estudiando la composición del cometa con los 11 instrumentos de Rosetta y los 10 de Philae los científicos podrán hacerse una idea de las condiciones físicas que reinaban en cuando se formó el sistema solar.

También analizarán el agua presente en él para poder obtener un mayor grado de certeza acerca de si buena parte del agua que hay en la Tierra vino del masivo bombardeo de asteroides que sufrió hace unos 4.000 millones de años.

Para eso Rosetta y Philae analizarán la proporción de distintos iones presentes en el agua de 67P/Churyumov-Gerasimenko para poder compararla con la del agua que hay en la Tierra.

Otro análisis de mucho interés será el de las moléculas orgánicas que encuentren allí, ya que también pueden llegado a la Tierra durante ese bombardeo. En este caso, muchas de las moléculas orgánicas de la Tierra existen en su forma «zurda», y si este es el caso de las que se encuentren en 67P/Churyumov-Gerasimenko, esto daría fuerza a la idea de que que este tipo de moléculas llegó a nuestro planeta también a bordo de asteroides que chocaron con ella.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear