Por @Wicho — 30 de Octubre de 2011

No es habitual que el lanzamiento de un carguero espacial genere especial interés, tan siquiera entre los que nos apasiona la investigación espacial.

Despegue de la Progress M-13M - NASA
DJSC2011-E-204584: Despegue de la Progress M-13M - NASA

Pero el lanzamiento hoy de la Progress M-13M era especial por el fallo del lanzamiento de la anterior Progress, el primer fallo en la historia de los lanzamientos de estos cargueros, que se había producido por un fallo en la tercera etapa del cohete Soyuz-U que lo lanzaba.

Esta tercera etapa es muy similar las Soyuz que se utilizan para los lanzamientos tripulados, lo que había llevado a la agencia espacial rusa a tomar la decisión de dejar en suspenso estos hasta poder determinar el origen del fallo y corregirlo.

De todos modos, en poco tiempo Roskosmos tenía bastante claro que el fallo en el caso de la Progress M-12M había sido causado por la presencia de alguna partícula extraña en el generador de gas del motor RD-0110 de la citada tercera etapa, que habría impedido su correcto funcionamiento, y que no era un fallo ni de diseño –lo que parecía poco probable dada la fiabilidad de estos lanzadores– ni de construcción.

Pero la prueba del algodón era el lanzamiento de hoy, que transcurrió sin ningún tipo de problema, así que todo parece indicar que no habrá al final ningún problema con la rotación de tripulaciones para la Estación Espacial Internacional, que en el peor de los casos podría haber quedado abandonada de no poderse retomar los lanzamientos de cápsulas Soyuz.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear