Por @Alvy — 5 de Diciembre de 2014

… Pero no lo es. ¿O sí?

Michael de Vsauce explica en un nuevo vídeo qué pasaría si la Tierra fuera plana pero circular: aparte de «caernos por el borde» la gente que viviera en el centro haría una vida normal, mientras que a causa de la gravedad y la rotación del «disco» sucederían cosas rarunas en el paisaje y la vida cotidiana – tanto que habría que construir casas inclinadas y recurrir a extrañas «aceleraciones» para explicar –y evitar– esos efectos.

También menciona a esa fauna de zumbados llamados los tierraplanistas, que defienden –hoy en día– que la tierra realmente es plana, que la gravedad no «funciona» como creemos y todo forma parte de una «extraño efecto e ilusión». (Dicho con cucurucho de papel de plata en la cabeza, supongo.)

Eso sí, hay que reconocer que retorciendo todas las leyes de la física y la matemática y pasando por alto «pequeños detalles» como las constantes universales, la geometría común y otros hechos que resultan obvios, podría llegarse a un modelo de Tierra plana con forma de disco, en el que las velocidades, el tiempo y la gravedad convenientemente torturados por esas nuevas leyes del universo harían que nos pareciera que la Tierra es redonda. Pero bendita sea la navaja de Ockham para casos como este.

Y para terminar, un recordatorio. La más elegante forma de comprobar que la Tierra es redonda es usar la simpleza de la mentalidad de un niño: construyendo un globo, haciéndolo subir muy alto y tomando fotos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear