Por @Alvy — 15 de Agosto de 2017

Este precioso minirreportaje de Emic Films y Fabián Tejada cuenta la historia de Wanda Díaz-Merced, una astrofísica de Puerto Rico que estudia los misterios del universo simplemente escuchándolo. Todo esto aderezado con maravillas imágenes del cosmos y del radiotelescopio de Arecibo que se encuentra en la isla.

Díaz-Merced narra en primera persona su trayectoria: cómo nació en un pueblecito muy, muy pequeño de la isla y cómo en la niñez la diabetes la dejó ciega – pese a lo cual continuó estudiando con ahínco hasta obtener su título de astrofísica. El caso es que nunca pudo mirar por un telescopio.

Ahora la forma que tiene de ver el universo es convirtiendo las señales que reciben los radiotelescopios en frecuencias audibles: notas, ritmos y peculiares «melodías».

Limitarnos a ver las maravillas del universo únicamente con nuestros ojos es obtener una imagen muy estrecha de su significado.

Armada de sus auriculares y equipos de conversión para ella el tópico aquel de la Música de las esferas en la que los planetas y estrellas danzan en el firmamento es sin duda más literal que para el resto de nosotros.

Relacionada:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear