Por @Wicho — 5 de Noviembre de 2010

La acumulación de cancelaciones en el lanzamiento del Discovery en la misión STS-133 va para récord, pues hoy mismo se producía la quinta, en este caso por una fuga de hidrógeno en el Ground Umbilical Carrier Plate.

GUCP / NASA
Ubicación del GUCP en el tanque de combustible
Detalle del GUCP / NASA TV
Detalle de la unión del GUCP al tanque

Este es el punto en el que un conducto de unos 40 centímetros de diámetro que tiene como función llevarse cualquier exceso de hidrógeno gaseoso lejos del transbordador se conecta con el depósito principal, y ya no es la primera vez que da problemas.

De hecho, este mismo problema fue el que provocó el primero de los cinco aplazamientos en el lanzamiento de la misión STS-127.

Con esta quinta cancelación esta misión iguala, por cierto el número de cancelaciones de la citada misión STS-127, que finalmente despegó el 15 de julio de 2009 al sexto intento.

El récord, de todos modos, lo tienen por ahora las misiones STS-61-C de 1986 y la STS-73 de 1995, ambas realizadas por el Columbia, y ambas lanzadas al séptimo intento.

Dado que el tanque estaba ya parcialmente lleno ahora no sólo hay que vaciarlo sino que hay que darle tiempo para que sea declarado seguro para que los técnicos puedan acercarse a inspeccionar la fuga, algo que lleva unas veinte horas.

En estas circunstancias, y si todo va bien con la revisión en cuestión, la próxima oportunidad para lanzar el Discovery es el lunes 8 de noviembre a las 18:53 hora de España (UTC +1).

Y en caso de que el lanzamiento sea cancelado ese día esta misión no sólo habrá, como poco, igualado el récord de las otras dos, sino que quedaría aplazada al menos hasta la ventana de lanzamiento que va del 30 de noviembre al 5 de diciembre.

Esto es así porque de ser lanzado más tarde que el lunes la geometría de la órbita de la Estación Espacial Internacional sería tal que sus paneles solares no podrían producir suficiente electricidad para hacer funcionar esta y al Discovery, además de que este quedaría demasiado expuesto al Sol, con lo que sus sistemas de refrigeración no darían a basto.

(Vía NASA).

Actualización 18:30: Los responsables de la agencia han decidido ya que no habrá intento de lanzamiento este próximo lunes sino que ya quedará para el 30 de noviembre a las 10:05 hora de España como muy pronto.

Esto les dará tiempo para solucionar el problema con el GUCP y para estudiar a fondo una grieta que se ha detectado en la espuma aislante que recubre el tanque de combustible.

Grieta / NASA TV

De no haberse parado el lanzamiento por la fuga de hidrógeno esta grieta habría podido ser causa también de la suspensión del lanzamiento, ya que antes de que se produzca este se comprueba el estado del aislamiento térmico.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear