Por @Wicho — 19 de Mayo de 2011

El primer día completo en el espacio del Endeavour y su tripulación en la última misión de la nave comenzó al ritmo de Beautiful day, de U2, dedicada al comandante Mark Kelly.

Mark Kelly en la cabina del Endeavour
The Mission Begins: Mark Kelly en plena faena al poco de entrar en órbita

La tarea principal del día fue inspeccionar el escudo térmico de la nave usando el Orbiter Boom Sensor System, que es un conjunto de cámaras y sensores que se maneja con el brazo robot de la nave.

Esta operación lleva varias horas, y todos los datos e imágenes obtenidos durante ella se envían a tierra para que sean analizados por los especialistas pertinentes, junto con todas las imágenes obtenidas desde tierra por las cámaras instaladas en el Centro Espacial Kennedy y en varios barcos que se colocan bajo la trayectoria que sigue el transbordador al despegar.

Su objetivo es detectar cualquier daño que se haya podido producir en el Endeavour durante el despegue, para poder tomar las acciones necesarias en caso de que así fuera.

Estas pasarían por realizar una reparación in situ durante un paseo espacial en el caso de un daño relativamente menor, o bien por utilizar la Estación Espacial Internacional como «bote salvavidas» mientras se lanza el Atlantis en una misión de rescate en el caso de un daño que impidiera la reentrada en la atmósfera del Endeavour.

Además, aunque la nave reciba el visto bueno tras esta inspección, se realiza otra cuando ya está de camino de vuelta a casa por si hubiera sufrido algún daño durante su estadía en órbita.

Otras tareas de este día fueron preparar el Endeavour para su atraque en la ISS, revisar y preparar los trajes (oficialmente conocidos como Unidad de Movilidad Extravehicular) y las herramientas que se van a utilizar durante los cuatro paseos espaciales previstos en la misión, configurar la nave para el atraque, y sujetar el ExPRESS Logistics Carrier 3, el «palé» en el que viajan las piezas de repuesto que llevan para la Estación, con el brazo robot.

Los ELC 2 y 3
ISS021-E-029822: Los ELC 2 y 3 en la bodega del Atlantis durante la misión STS-129 en 2009

Drops of Jupiter, una canción de Train dedicada al piloto Greg Johnson, fue la que marcó el principio del tercer día de la misión, en el que el Endeavour por fin llegó a la Estación Espacial Internacional tras haber ido acercando su órbita poco a poco a esta.

Justo antes de atracar Kelly y Johnson llevaron a cabo la maniobra conocida como Rendezvous Pitch Maneuver, en la que hacen que la nave de una vuelta sobre si misma para que desde la Estación la puedan fotografiar a conciencia, para tener aún más imágenes con las que estudiar el estado del escudo térmico de esta.

La RPM se realiza a unos 200 metros de la ISS, y en esta ocasión fueron Paolo Nespoli, Cady Coleman y Victor Kondratyev los que se encargaron de «acribillar» al Endeavour usando objetivos de 400, 800 y 1.000 milímetros para tomar más de 500 fotos.

El Endeavour en la RPM
El Endeavour durante la Rendezvous Pitch Maneuver

El atraque se produjo sin novedad a las 12:14 hora de España (UTC +2), una hora antes de lo previsto inicialmente, mientras que las compuertas entre ambas naves se abrieron a las 13:38.

Tras la habitual ceremonia de bienvenida y el obligatorio briefing de seguridad, como cuando uno se sube a un avión, las dos tripulaciones se pusieron manos a la obra con sus tareas programadas para el día.

Estas consistían en en extraer el ELC 3 de la bodega de carga del Endeavour y pasarlo al brazo robot de la ISS, el Canadarm 2, que manejado por Greg H. Johnson y Greg Chamitoff lo dejaba en su sitio en el segmento P3 de la Estación a las 18:18, en pasar oxígeno del Endeavour a la ISS, de lo que se encargó el comandante Mark Kelly, y en pasar los trajes espaciales a la exclusa Quest de la Estación, de lo que se encargaron Mike Fincke y Drew Feustel.

Fuentes: STS-134 MCC Status Report #03, STS-134 MCC Status Report #05 y STS-134 en la Wikipedia.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear