Por @Alvy — 15 de Mayo de 2015

Michael de Vsauce nos cuenta algunas historias raras, raras, sobre gente a la que le da por contar números: el récord del mundo está en contar de 1 a 1 000 000 sin parar, para lo cual el recordman tardó más de tres meses. Eso quiere decir que alguien se grabó en streaming haciendo eso en su casa con las pausas habituales para comer, dormir, etcétera, pero sin emitir otra palabra. Contar hasta 1 000 000 000 llevaría más de 30 años, porque básicamente se puede contar de 1 a 1000 en algo más de cuarto de hora.

También hay récords como contar más números sin respirar, contar hacia atrás y cosas así. De hecho hay un sinfín de vídeos en YouTube que nadie apenas ve (!!) de gente haciendo cosas raras de estas cuyo interés como «espectáculo» es realmente limitado.

La parte final está dedicada a la forma en la que el cerebro y nuestro sistema visual cuentan objetos, algo que en inglés se denomina subitizing (de subitus = de repente) que viene a ser la forma en la que, tras ver de repente un número objetos sabemos instantáneamente y «sin pensar» cuántos hay. Tres, cuatro, cinco, ¿fácil, no? ¿10? ¿13? ¿14? Ya no tanto. Dicen que de forma natural somos capaces de ver la diferencia de un 15% entre dos conjuntos de objetos, por ejemplo uno que contenga 100 círculos y otro de 115, pero que para hacerlo con más finura hay que estar un poco entrenado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear