Por @Wicho — 31 de Mayo de 2014

Imagen de síntesis del E-ELT - Swinburne Astronomy Productions/ESO
Imagen de síntesis del futuro E-ELT. Hay un coche aparcado delante para dar una idea de la escala - Swinburne Astronomy Productions/ESO

Con un presupuesto de unos 950 millones de euros el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT) es el telescopio de nueva generación que el Observatorio Europeo del Sur planea tener en funcionamiento para 2018.

Se trata de un telescopio óptico reflector que estudiará el infrarrojo y que utilizará ópticas activas para conseguir que 906 sus espejos funcionen como un único espejo de 42 metros de diámetro, aunque también utilizará también ópticas adaptativas para poder conseguir la resolución deseada.

Aunque durante mucho tiempo hubo esperanzas de que se instalara en el Roque de los Muchachos en La Palma al final se decidió su construcción en Cerro Armazones, en Chile, una montaña de 3.060 metros de altura situada en la parte central del Desierto de Atacama, en Chile, a unos 130 kilómetros al sur de Antofagasta y a unos 20 kilómetros de Cerro Paranal, dónde está el Very Large Telescope (Telescopio Muy Grande) de ESO.

Como el resto de los socios del ESO España tiene que invertir dinero en su construcción aunque sólo sea para que los astrónomos españoles puedan disponer de tiempo en el E-ELT, algo que ya tardaba.

Aunque por fin, con retraso, cómo no, el Gobierno español aprueba el presupuesto para el Telescopio Europeo Extremadamente Grande.

Está previsto, por cierto, que el próximo 19 de junio comiencen las obras de construcción del E-ELT.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear