Por @Wicho — 25 de Noviembre de 2013

LADEE en órbita alrededor de la Luna
Impresión artística de LADEE en órbita alrededor de la Luna - NASA Ames / Dana Berry

Tal y como se puede leer en LADEE Project Manager Update: Commissioning Complete desde el pasado día 20 de noviembre la sonda LADEE de la NASA está ya en su órbita de trabajo y recogiendo datos acerca de la atmósfera lunar, aunque lo cierto es que sería más correcto hablar de la exosfera lunar.

Una exosfera está formada por moléculas que flotan alrededor de un astro pero que no pueden escapar al espacio porque la gravedad de este se lo impide aunque al mismo tiempo son tan escasas que no se comportan como un gas.

En el caso de la Luna, por ejemplo, se calcula que su exosfera lunar es unos 10.000 billones de veces más tenue que la atmósfera terrestre.

Sabemos que existe desde los tiempos del programa Apolo, gracias a los rayos de luz observados por las tripulaciones de los Apolo 8, 10, 15 y 17, unos rayos de luz similares a los que se pueden observar en la Tierra al atardecer y que sin la presencia de una atmósfera con partículas en suspensión no pueden existir.

LADEE durante las pruebas previas al lanzamiento
LADEE durante las pruebas previas al lanzamiento (NASA/Ames Research Center)

LADEE, cuyo nombre viene de Lunar Atmosphere and Dust Environment Explorer, Explorador de la Atmósfera Lunar y del Entorno de Polvo, estudiará la exosfera lunar desde una órbita sobre su ecuador que tiene una altura mínima de 12 kilómetros y máxima de 60 que le lleva a dar una vuelta completa alrededor de nuestro satélite cada dos horas.

El pasar tantas veces de la noche al día lunares tiene la ventaja de que los instrumentos de a bordo pueden medir las diferencias que hay entre un lado y otro según le de la luz del Sol o no; de hecho es precisamente el efecto de la radiación ultravioleta que llega del Sol el que levanta el polvo de la superficie de la Luna.

Según el gasto de combustible que se produzca a la hora de mantener la órbita la misión de LADEE durará unos 100 días antes de terminar estrellada contra la superficie de nuestro satélite.

LADEE sirve también como banco de pruebas de un sistema de comunicación láser, el LLCD, Lunar Laser Communication Demonstration, que ha conseguido transmitir información a 622 megabits por segundo desde la Luna.

Transmisor del LLCD
El transmisor láser del LLCD va montado en el exterior de la LADEE de forma que puede pivotar para apuntar a la Tierra

Pero también es la primera sonda basada en un nuevo diseño base estándar que podría servir para abaratar el lanzamiento de otras misiones que usarían el mismo bus, que comprende los sistemas de propulsión, energía, control y comunicaciones, al que se acoplarían los instrumentos pertinentes a cada misión específica.

Como es de rigor para cualquier sonda espacial del siglo XXI que se precie, se pueden seguir sus andanzas en Twitter en la cuenta @NASALADEE.

(Vía Universe Today).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear