Por @Wicho — 2 de Marzo de 2004
Después de dos aplazamientos, uno debido a las condiciones meteorológicas, y otro debido a un problema técnico, esta mañana por fin ha sido lanzada la sonda Rosetta, que tiene como objetivo acercarse al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en 2014 y depositar en su superficie la sonda Philae.

En el momento de la toma del contacto el cometa estará lo suficientemente lejos del Sol como para estar inactivo, lo que debería facilitar la maniobra; las dos sondas seguirán entonces al cometa en su aproximación al Sol para estudiar los materiales que irá desprendiendo a medida que se acerque al éste, materiales que podrían aportar pistas acerca del origen de la vida en el universo en general y en la Tierra en particular.

Rosetta va a tardar todo este tiempo en llegar a su objetivo porque para ahorrar combustible (y por tanto peso) utilizará la atracción gravitatoria del Sol, la Tierra y Marte para ir trazando su trayectoria, que le llevará cuatro veces alrededor del Sol, una alrededor de Marte, tres alrededor de la Tierra y dos veces a través del cinturón de asteroides.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear