Por @Wicho — 2 de Enero de 2012

GRAIL & The Moon en Eyes on the Solar System
GRAIL & The Moon en Eyes on the Solar System

Durante Nochevieja y el día de Año Nuevo el equipo de la misión GRAIL de la NASA tuvo que trabajar porque sus sondas gemelas llegaban a la Luna y había que realizar la maniobra de inserción orbital para que estas entraran en órbita.

Una vez superadas con éxito las maniobras de ambas sondas, que básicamente consisten en frenar lo suficiente como para que la gravedad de la Luna las atrape, quedan aún varias semanas más durante las que la órbita elíptica de estas será ajustada para convertirla en una prácticamente circular de 55 kilómetros de altura.

Pero desde ya se puede seguir sus andanzas en GRAIL & The Moon (hace falta el módulo Unity para el navegador), una sección de Eyes on the Solar System.

Se puede ver la distancia de cada una de ellas a la Luna, la distancia que las separa, y escoger puntos de vista desde las sondas hacia la Luna, hacia la Tierra, o desde una hacia la otra, y ver en qué consite cada una de las fases de la misión y los objetivos de esta.

El objetivo fundamental de la misión es medir el campo gravitatorio lunar de la cara visible con 100 veces más precisión que las mediciones que tenemos hasta ahora, y el de la cara oculta con 1.000 veces más precisión.

Esto servirá para conocer mejor la historia de la formación de la Luna y con ello se espera que podamos también conocer mejor la historia de la formación del resto de los planetas rocosos del sistema solar, Mercurio, Venus, la Tierra, y Marte.

Para ello ambas sondas han de seguir unas órbitas extremadamente precisas, pues la diferencia entre la posicion en la que ambas tendrían que estar y la posición real en la que se encuentren vendrá determinada por las variaciones de gravedad en la Luna.

La posición en órbita de ambas sondas es tan crítica que de hecho la ventana de lanzamiento era de sólo un segundo, más corta que la de casi cualquier otra misión.

Una vez que las sondas estén en su órbita definitiva comenzará la fase de recogida de datos, que durará 82 días, durante los que la Luna rotará tres veces por debajo de las sondas, que también irán modificando poco a poco su separación, pues cuando estas se encuentran más próximas las mediciones de su posición ayudan a determinar el campo gravitatorio local, mientras que cuando se encuentran a mayor distancia las mediciones sirven para caracterizar el núcleo de la Luna.

Cuando se agote el combustible de a bordo y sus baterías, lo que ocurrirá a principios de junio de 2012, las dos sondas terminarán su misión estrellándose contra la superficie de la Luna.

También se puede seguir las andanzas de ambas sondas en su cuenta no oficial de Twitter, @Grail_101.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear