Por @Wicho — 24 de Octubre de 2016

La Mars Odyssey

El 24 de octubre de 2001 la sonda Mars Odyssey de la NASA entraba en órbita alrededor de Marte para una misión con una duración prevista de 32 meses, aunque en el momento de publicar esta anotación acaba de cumplir los quince años en servicio, más de cinco veces lo que se supone que iba a durar.

Quince años y seis meses si añadimos el tiempo transcurrido entre su lanzamiento y su llegada a Marte.

Su misión era la de buscar evidencias de la presencia de agua o hielo en el pasado o en el presente y estudiar la geología y la radiación en Marte.

Para ello lleva a bordo tres instrumentos: Thermal Emission Imaging System (THEMIS), que es una cámara que ve en el infrarrojo y en el espectro visible y que sirve tanto para fotografiar la superficie como para estudiar su temperatura y para refinar los datos de su composición obtenidos mediante el GRS, un espectrómetro de rayos gamma, el segundo de los instrumentos de a bordo. El tercero era Marie, de Martian Radiation Experiment, un instrumento dedicado a medir la radiación pero que dejó de funcionar el 28 de octubre de 2003 después de que los efectos de una tormenta solar alcanzaran la sonda.

En cualquier caso los dos primeros sirvieron para obtener indicios de presencia de agua en Marte, algo que confirmó años más tarde con mediciones in situ el aterrizador Phoenix Lander.

La Mars Odyssey sigue haciendo ciencia desde su órbita, aunque también es muy importante su tarea como relé de comunicaciones para las sondas y rovers de la NASA sobre la superficie de Marte como Opportunity y Curiosity y en su momento Spirit y la ya citada Phoenix Lander hasta que dejaron de funcionar.

Desde el 2 de noviembre de 2006 la Mars Odyssey es la sonda que más ha durado en servicio en órbita alrededor de otro planeta. Le quitó este puesto a la Mars Global Surveyor, con la que se perdió el contacto el 2 de noviembre de 2006 debido a un fallo en una actualización del software de a bordo tras haber realizado 34.202 órbitas alrededor de Marte y haber enviado 25.528 imágenes a la Tierra.

Si sigue funcionando como hasta ahora la NASA calcula que podría seguir en servicio hasta 2025, aunque para ello no sólo el hardware de la Mars Oyssey tiene que seguir funcionando sino que además la NASA tiene que tener la financiación necesaria para mantener en activo el equipo de soporte en tierra.

Quince años de servicio en un ambiente tan hostil como la órbita de un planeta no está nada, nada mal.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear