Por @Alvy — 6 de Febrero de 2017

Devin de Make Anything construyó este doble péndulo con algunas piezas impresas en 3D y restos de monopatines. El resultado es un gigantesco péndulo doble, en el que uno de los péndulos cuelga del otro.

A pesar de ser un mecanismo bastante simple de entender y que puede describirse con dos ecuaciones diferenciales una de sus características más interesantes es que degenera rápidamente en un movimiento caótico dado que cualquier ínfima variación en las condiciones iniciales supone un desvío debido de las imprecisiones de la posición y el rozamiento. Es imposible que trace dos trayectorias iguales.

En su construcción Devin utilizó un led de 405 nanómetros, lo que combinado con una capa de pigmento luminiscente en el disco hace que cuando se mueve la imagen se quede aparentemente «grabada» por unos instantes – especialmente si se deja la habitación a oscuras.

Todo un efecto mariposa pero con un sencillo artilugio mecánico.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear