Logo Lainformacion.com
< Lunes, lunes
Tarifa Plana: alt.best.of.internet.humor.spain >

«Este es un pequeño paso para [un] hombre...»

Al parecer, Neil Armstrong [1930-] no se dió cuenta de que se había equivocado con la frase que debía pronunciar al poner el pie en la Luna hasta pasado cierto tiempo después de haber vuelto a la Tierra.

Cuando los constructores del Módulo Lunar le presentaron una placa conmemorativa con la ya famosa frase:

That's one small step for man; one giant leap for mankind
Armstrong afirmó que faltaba la palabra «a», que la frase que el pronunció fue
That's one small step for a man; one giant leap for mankind
Sin embargo, las cintas de la misión indicaban lo contrario, y a la frase de Armstrong le faltaba el «a» (e incluso hay quien cree que realmente lo dijo bien, pero que pudo ser un problema de transmisión). La anéctoda está contada en el libro Chariots for Apollo de Charles R. Pellegrino y Joshua Stoff (y mencionada en el FAQ de alt.quotations).

Así que la famosa frase, correctamente traducida, y tal y como debería haberse dicho sería:a

Este es un pequeño paso para un hombre, y un gran salto para la Humanidad

3 comentarios

#1 ping Rana-Boca

Muy linda anécdota, pero le sobra una "y".

#2 ping artapalo

No sé si lo que comentabais antes es verdad, esta historia dicen que si...

Buena suerte Señor Gorsky

Cuando el astronauta del Apolo XI, Neil Armstrong pisó por primera vez la luna, no sólo dijo su famosa frase, Un pequeño paso para el hombre, un enorme salto para la humanidad, sino que después hizo varios comentarios, los usuales de comunicación entre él, los otros astronautas y el centro de control. Sin embargo, justo al volver a la cápsula dijo algo enigmático:

- Buena suerte, señor Gorsky.

Mucha gente de la NASA pensó que sería un comentario casual acerca de algún cosmonauta soviético rival. Sin embargo, tras comprobarlo, no se encontró ningún Gorsky en ningún programa espacial, ni ruso ni norteamericano. A lo largo de los años, mucha gente interrogó a Armstrong acerca del significado de su comentario Buena suerte, señor Gorsky, pero Armstrong se limitaba a sonreír siempre, sin decir nada.

Pero hace algunos años (el 5 de julio de 1995 en Tampa Bay, Florida), mientras respondía preguntas tras un discurso, un periodista sacó a relucir la famosa pregunta de 26 años de antigüedad. Esta vez por fin respondió. Mr. Gorsky había muerto, por lo que Neil Armstrong sentía que podía dar solución a la pregunta.

Cuando era un niño, estaba jugando al béisbol en el patio trasero con un amigo. éste golpeo una bola con fuerza y la hizo aterrizar enfrente de la ventana del dormitorio de sus vecinos. éstos eran el señor y la señora Gorsky.

Cuando Neil se inclinaba a recoger la pelota, oyó a la señora Gorsky gritándole al señor Gorsky:

- ¡¿Sexo oral?! ¡¿Quieres sexo oral?! ¡Tendrás sexo oral cuando el chico del vecino se pasee por la luna!

#3 ping Alvy

Esa historia / chiste del Sr. Gorsky es una leyenda urbana como puedes ver en Snopes.com (sitio especializado en leyendas urbanas).