Por @Wicho — 21 de Agosto de 2017

Trayectoria del eclipse sobre los EE UU

Entre las 17:46:48 y las 23:04:19, hora peninsular española, de hoy, 21 de agosto de 2017, se produce un eclipse total de Sol que atraviesa los Estados Unidos de costa a cosa.

Aparte del espectáculo natural que supone es una magnífica oportunidad para que científicos de todo el mundo puedan llevar a cabo observaciones que les permitan aprender más de la estrella que nos permite vivir, en especial desde los Estados Unidos, que es desde dónde mejor se verá, pero también desde el espacio.

Algunas de estas cosas, tal y cómo se puede leer en Sixteen Eclipse Studies That Illuminate Science from the Shadow, son:

  • La Luna va a tapar el Sol pero dejará que veamos la corona tanto con instrumentos situados en tierra como en el espacio: ¿Qué es lo que hace que la corona del Sol tenga una temperatura tan elevada? ¿De qué manera el campo magnético del Sol influye en esto? ¿Cómo incluyen sus explosiones de rayos x en ello? ¿Cómo es la región en la que la corona se convierte en la cromosfera? ¿Cual es su temperatura exacta? ¿Y su color? ¿Tiene algo que ver la forma de la corona con los ciclos solares?
  • De paso que la Luna tapa el Sol también podremos echar un ojo a la cromosfera, que es mucho menos brillante que la fotosfera y sólo puede ser vista durante un eclipse.
  • ¿Qué papel juegan las nubes en la regulación de la energía en la Tierra? El satélite DSCOVR medirá la cantidad de energía que refleja la Tierra antes, durante, y después del eclipse, mediciones que serán combinadas con observaciones hechas en tierra.
  • ¿Cómo afecta la radiación ultravioleta que llega del Sol a la ionosfera? Astrónomos y radioaficionados usarán transmisiones de radio que se reflejarán en ésta para ver cómo crece y decrece cuando la Luna bloquee la luz del Sol y su radiación ultravioleta.

Los científicos que llevarán a cabo estos estudios –y más– lo tienen muy claro: no se puede mirar directamente al Sol, y menos a través de ningún tipo de instrumento óptico.

Pero si vas a intentar observarlo por tu cuenta recuerda: es imprescindible tomar precauciones a la hora de observar un eclipse de Sol. Hay que usar filtros de calidad y con el factor de protección necesario, so pena de sufrir daños permanentes en los ojos, con riesgo incluido de pérdida de visión. Y no estoy exagerando. Radiografías, gafas de soldador y similares NO son protección adecuada, igual que tampoco lo son probablemente ya las gafas para eclipses que tienes guardadas en el fondo de un cajón desde hace no sé cuantos años, ya que su filtro seguramente se habrá degradado.

Lo mejor, que busques una observación organizada en tu zona por un planetario, observatorio, u asociación astronómica.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear