Por @Wicho — 3 de Mayo de 2013

Cady Coleman en la Soyuz TMA-20
Cady Coleman, de la NASA, a la izquierda a bordo de la Soyuz TMA-20

Con la retirada del servicio de los transbordadores espaciales los Estados Unidos no sólo se quedaron sin la enorme capacidad de carga de estos sino que también se quedaron sin ninguna nave tripulada.

Así que mientras esperan a que Blue Origin, Boeing, SpaceDev o SpaceX pongan en servicio sus naves tripuladas a la NASA no le queda más remedio que comprarles billetes a sus astronautas en las cápsulas Soyuz rusas, las únicas disponibles en el mercado.

Y eso tiene un precio, en concreto 70,7 millones de dólares por cada una de las seis plazas que acaban de reservar de aquí a 2017, tal y como se puede leer en NASA Extends Crew Flight Contract with Russian Space Agency.

Lo curioso es ver cómo ha ido evolucionando el precio de estos asientos con el tiempo:

Precio asientos Soyuz
Evolución del precio de los asientos en las Soyuz. Cifras en millones de dólares - gráfico vía Eureka

Como dice Daniel Marín en La NASA vuelve a pagar a Rusia para que sus astronautas puedan ir al espacio, es lo que tienen los monopolios, pues aunque China tiene la capacidad de poner astronautas en órbita no está colaborando con ninguna otra agencia espacial.

La pregunta del millón es si la NASA volverá a tener una nave tripulada propia, y la verdad es que aunque está trabajando en el desarrollo de la cápsula tripulada Orion las veleidades de los políticos bien podrían terminar con ella.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear