Por @Wicho — 4 de Marzo de 2006

Por primera vez desde que se destapara el escándalo de la falsificación de los resultados obtenidos sobre clonación de células madre en Corea del Sur el máximo responsable del equipo está siendo sometido a interrogatorio por los fiscales encargados del caso.

Hwang Woo-Suk sigue insistiendo en que ha sido todo un complot por parte de científicos más jóvenes que trabajan para un laboratorio privado y que pretenden desacreditarlo… y ya puede ser convincente, ya que se enfrenta a una posible pena de diez años de prisión.

Los detalles en Hwang declara por primera vez sobre el uso ilícito de dinero público.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear