Por @Alvy — 11 de Mayo de 2015

En una demostración práctica del principio de Bernoulli en este vídeo nos enseñan cómo lograr un resultado bastante espectacular haciendo levitar un destornillador. El truqui consiste en ir probando poco a poco hasta encontrar la distancia y el ángulo adecuados para que se mantenga estable. [A partir de 01:05.]

Si como la mayor parte de la gente no tienes aire comprimido en casa basta con que la próxima vez que vayas a inflar los neumáticos a la gasolinera hagas la prueba; la manga y el chorro necesario te darán unos 100 psi / ~7 bar que es más que suficiente.

El mismo principio físico puedes probarlo con un secador y una pelota de ping-pong, un chorro de agua vertical –este es mi favorito– u otras variantes divertidas de la misma idea.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear