Por @Wicho — 26 de Septiembre de 2016

Evolución de beta amiloide en enfermos tratados con AducanumabDel departamento de noticias muy esperanzadoras pero que hay que tomar con toda la precaución del mundo llega la historia que se puede leer en Are we close to find a treatment for Alzheimer´s disease? acerca de un medicamento que podría servir para tratar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

El problema principal de esta enfermedad es que ni sabemos sus causas ni tenemos muy claro el mecanismo mediante el que produce los daños que provoca, especialmente el deterioro cognitivo de quienes la sufren, con lo que es complicado no ya prevenirla sino tratarla.

Una de las principales teorías al respecto es que estos daños son causados por una acumulación de la proteína beta-amiloide en el cerebro de los pacientes de Alzheimer.

Pero según se puede leer en el artículo enlazado un medicamento llamado Aducanumab parece ser capaz de reducir la cantidad de esta proteína, tal y como se puede ver en la imagen de la derecha. En la columna de la izquierda de ésta se puede ver una imagen de partida obtenida mediante PET del cerebro de pacientes de Alzheimer; en la derecha otra obtenida un año después tras haber sido tratados con un placebo o con distintas dosis de Aducanumab.

Es importante entender que estos resultados son de un ensayo clínico en fase 1b del medicamento, que buscaba evaluar que no es tóxico ni tiene efectos secundarios, y cómo se comporta éste dentro del cuerpo de los pacientes, pero no su eficacia.

Sin embargo los resultados en cuanto a eliminación de proteína beta-amiloide han sido tan prometedores que tras unos rápidos ensayos de fase 2 ya se están haciendo pruebas de fase 3, en la que por fin se está estudiando la efectividad del medicamento a la hora de tratar los síntomas del Alzheimer y si hay alguna toxicidad no detectada.

Insisto, de todos modos: es pronto para echar las campanas al vuelo, ya que lo de la proteína beta-amiloide no deja de ser una teoría y puede que en la práctica la administración de Aducanumab podría no servir para nada; no sería, ni mucho menos, la primera vez que un fármaco diseñado para luchar contra el Alzheimer fracasa.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear