Por Nacho Palou — 19 de Septiembre de 2017

Dianna de Physics Girl lleva a cabo este pequeño experimento de microgravedad que implica caída libre, fuego, y una GoPro. La finalidad es dar respuesta a la pregunta de ¿qué sucede si se deja caer una vela encendida dentro de una caja y desde una altura suficiente como para ponerla en una situación próxima a la ingravidez?

En el espacio [dentro de la estación espacial, en ingravidez o microgravedad] el fuego tiene un comportamiento extraño porque la ausencia de gravedad hace que la llama adquiera una forma y color que son completamente diferentes a los que estamos acostumbrados.

Para simular una situación de microgravedad Dianna construye una caja en la cual coloca una cámara GoPro y una vela encendida. La caída libre de un cuerpo hacia la Tierra produce una situación de ingravidez similar a la que se experimenta en el espacio. En un entorno cerrado, sin la resistencia del aire (como en el interior de un avión en caída libre o en el interior de una caja, en este caso) resulta lo mismo que estar en el espacio. De hecho, en la estación espacial no hay gravedad (o mejor dicho, hay microgravedad) porque técnicamente la ISS está en permanente caída libre hacia la Tierra, a gran velocidad.

Las velas tienen su color y forma características debido a la gravedad: el aire que se calienta alrededor de la llama es menos denso que el aire que rodea la vela, de modo que el aire caliente asciende y el espacio que deja es ocupado por aire más frío creando un flujo de aire ascendente alrededor de la llama. Las llama adquiere su forma alargada siguiendo el flujo ascendente del aire que la rodea. El flujo de aire suministra aire rico en oxígeno a la llama, que crece en vertical hacia arriba y quema con más intensidad.

Pero quitando la gravedad ya no hay arriba y abajo que haga crecer la llama en una dirección determinada. La llama se vuelve esférica y el fuego quema por igual en todas direcciones. Pero en esa situación también la combustión es más lenta al no circular el aire alrededor de la llama; hay menos oxigeno cerca del fuego conforme éste se quema y la llama resultante es más pequeña y menos intensa, presentando otro color.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear