Por @Alvy — 29 de Diciembre de 2014

Mucha gente es consciente de que si doblas un espagueti crudo normal y corriente por las puntas, arqueándolo hasta que se fracture, el resultado es que siempre se rompe en al menos tres trozos, no en simplemente dos como cabría esperar. ¿Cómo? ¿Que no lo habías comprobado nunca? ¡Pues ya estás corriendo a la cocina!

Ahora la gente de Smarter Every Day se ha tomado la molestia de grabar a 2500.000 fotogramas por segundo lo que realmente sucede con los espaguetis – y eso es casi 100 veces más velocidad de la que se menciona en trabajos científicos al respecto.

El resultado: las fracturas se producen prácticamente de forma simultánea, debido a que las ondas de propagación actúan «demasiado despacio». Es lo que se denomina una fractura en cascada y algunos científicos han entendido cómo funcionan hace relativamente poco. Dicen que incluso al mítico Richard Feynman se le atragantó este problema, para el que no encontró una buena explicación.

La próxima vez que cocines espaguetis, ya sabes: a romper unos cuantos para entender mejor este fenómeno.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear