Por @Wicho — 23 de Mayo de 2014

Camelopardalidas
Camelopardalidas

El cometa 209P/LINEAR, descubierto el 3 de febrero de 2004, tiene un periodo de cinco años y el próximo 6 de mayo pasará por el perihelio de la órbita actual.

Pero por todo lo que sabemos lleva cientos, miles, o incluso millones de años dando vueltas por el sistema solar, dejando a su paso restos.

Y según los cálculos de Esko Lyytinen, de Finlandia, y Peter Jenniskens, del Centro de Investigaciones Ames de la NASA, en la noche del 23 al 24 de mayo de 2014 la Tierra atravesará las corrientes de restos dejadas por 209P/LINEAR en la década de los 1800, lo que podría producir una espectacular lluvia de estrellas fugaces que será visible desde el hemisferio norte, tal y como se puede leer en ¿Habrá una nueva lluvia de meteoros en mayo?

El pico de actividad está previsto para entre las 6 y las 8 de la mañana en horario UTC, y algunas previsiones hablan de una tasa horaria zenital de 200 estrellas fugaces, aunque en realidad no tenemos ni idea de cómo de activo era 209P/LINEAR en la época a la que se corresponden los restos que vamos a atravesar, así que estas estimaciones pueden ser un poco demasiado optimistas, como cuenta Manu Arregi en ¿Tormenta de estrellas el viernes? Rebajando, bastante, las expectativas.

Aparte de esto, en buena parte de España lo vamos a tener aún más complicado por culpa de la miserable meteorología de estos días, tal y como cuentan los amigos de 4gotas.com en ¿Podremos ver las Camelopardalidas?

De todos modos, como es gratis y lo único que va a requerir es, si acaso, un madrugón para adaptarse al horario, aquí quedan unos Consejos y horarios por países para observar la posible lluvia de estrellas este viernes.

Si la meteorología no te lo permite o si vives en un lugar del planeta desde el que simplemente no se pueden ver aquí habrá un seguimiento en línea.

Por cierto que lo de camelopardálidas es un nombre no oficial que se viene usando porque el radiante de esta lluvia de estrellas, de producirse, estará en la constelación Camelopardalis, al ladito de la estrella polar, es decir, al norte.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear