Por @Wicho — 21 de Enero de 2011

No es realmente una sorpresa porque el presidente Obama ya había firmado una orden al respecto el año pasado, pero la NASA le ha puesto por fin fecha a la misión STS-135 de la flota de transbordadores espaciales, lo que contamos para rtve.es en Misión extra para el Atlantis, que será el último transbordador espacial en volar.

Atlantis en 1996 - NASA
Shuttle Atlantis - el transbordador visto desde un ángulo poco usual, en concreto desde el techo del Edificio de Ensamblado de Vehículos

La razón ostensible de hacer esto es poder incorporar a la agenda de la NASA y de sus contratas la planificación necesaria para que los recursos necesarios sean movilizados para tener todo listo para esa fecha.

Pero no hace falta ser muy avispado para darse cuenta de que es también una forma de colocar la pelota en el tejado de los políticos que tienen que aprobar el presupuesto necesario para poder llevar a cabo la misión.

Y hablando de enviar mensajes a los políticos, esta semana la agencia remitía un informe al congreso en el que dice que le va a resultar imposible diseñar y construir el cohete que tiene que sustituir a los transbordadores espaciales en el tiempo que le han asignado y con el dinero que le han asignado: NASA Says it Cannot Produce Heavy-Lift Rocket on Time, Budget.

Es decir, que necesita más dinero o más tiempo, o, idealmente, más de ambos, así que o mucho cambian las cosas o tiene toda la pinta de que el periodo en el que la NASA no dispondrá de un sistema de lanzamiento para poner astronautas o cargas pesadas en órbita irá más allá de 2016.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear