Por @Wicho — 4 de Enero de 2012

Como comentábamos el otro día, el principio del año no coincide por poco con el perihelio de la órbita de la Tierra alrededor del Sol, por cosas de los romanos.

Estaciones
Las fechas son aproximadas, cambian cada año

En su lugar, el perihelio, el punto de la órbita en el que la Tierra está mas cerca del Sol puede caer entre el 2 y el 6 de enero.

Este año el paso por el perihelio se produce esta noche, en concreto a las 2 de la mañana del día 5, hora de España (UTC +1).

No es que suponga una gran diferencia ni un momento que podamos notar a simple vista, pues aunque a menudo se exagera la forma elíptica de la órbita de la Tierra en las ilustraciones para que quede claro que lo es, en realidad sólo hay unos 5 millones de kilómetros de diferencia entre la distancia de la Tierra al Sol en el perihelio con aquella del afelio.

De hecho, no es la distancia al Sol la que es relevante a la hora de que se produzcan las estaciones, sino la inclinación del eje de la Tierra lo que infuye en ello, pues hace que en el hemisferio norte en verano la luz del Sol incida de forma más perpendicular sobre la Tierra y por tanto la caliente más; en el hemisferio sur ocurre lo contrario porque la orientación del polo sur es la opuesta a la del polo norte.

Oblicuidad de la eclíptica
La inclinación del eje de la Tierra también recibe el nombre de oblicuidad de la eclíptica

Y es que ya puestos, igual en vez de marcar el principio de las estaciones con los solsticios y los equinoccios, igual sería más razonable que estos marcaran el punto medio de cada una de ellas.

A fin de cuentas, el que primavera, verano, otoño e invierno empiecen con ellos no es más que una convención.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear