Por @Wicho — 29 de Noviembre de 2016

Aunque el aterrizador Schiaparelli no lo consiguió el orbitador de la misión ExoMars 2016 de la Agencia Espacial Europea no tuvo mayor problema en colocarse en órbita alrededor de Marte el pasado 19 de octubre de 2016.

Desde entonces los responsables de la misión están poniendo en marcha y calibrando los instrumentos de a bordo, preparando la nave para comenzar con la recogida de datos, aunque su misión no comenzará hasta diciembre de 2017 cuando su órbita haya sido convenientemente ajustada.

El objetivo de la Trace Gas Orbiter es estudiar la presencia de ciertos gases en la atmósfera marciana, en especial la del metano, que en la Tierra al menos tiene sólo dos posibles orígenes: volcánico y biológico; también servirá como relé de comunicaciones para el rover que la agencia tiene previsto enviar en 2020.

La TGO en órbita
Impresión artística de la TGO en órbita alrededor de Marte – ESA

Pero también lleva a bordo la cámara CaSSIS, de Colour and Stereo Surface Imaging System, Sistema de Imágenes en Estéreo y en Color de la Superficie, cuyas primeras imágenes muestra este vídeo.

Empieza con unas imágenes tomadas desde 5300 kilómetros de altitud con una resolución de 60 metros por pixel en las que se puede ver como CaSSIS adquiere imágenes a través de cuatro filtros: pancromático, rojo, infrarrojo cercano y azul. Combinando estos se obtienen imágenes en color, aunque como aún están aprendiendo a procesar las imágenes habrá que esperar un poco para que publiquen alguna en color; de hecho en las imágenes que se ven más tarde aún se ven bandas en las uniones de unas tomas con otras.

Luego va una reproducción en 3D de Noctis Labyrinthus construida a partir de dos imágenes estéreo; tiene una resolución vertical de menos de 20 metros.

Después va la región de Hebes Chasma desde una altitud de 235 kilómetros y con una resolusción máxima de 2,8 metros por pixel. Es de notar que la velocidad de desplazamiento de la imagen en el vídeo es la mitad de la velocidad a la que fue adquirida.

Le sigue un fragmento de unos 25 kilómetros de ancho de Arisa Chasmata y el vídeo termina con una imagen de un cráter de 1,4 kilómetros de diámetro situado en el borde de un cráter mucho más grande que está cerca del ecuador de Marte. Esta imagen tiene una resolución de 7,2 metros por pixel.

Las imágenes adquiridas por CaSSIS servirán para ayudar a escoger el lugar de aterrizaje del rover de la misión ExoMars 2020 si sobrevive a la próxima reunión de ministros del ramo, prevista para diciembre de 2016.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear