Por @Wicho — 7 de Octubre de 2012

La Dragon CRS1 siendo unida a su lanzador - NASA

Después de sus dos vuelos de pruebas y certificación todo está listo en el complejo de lanzamiento 40 de Cabo Cañaveral para que esta noche se lleve a cabo el primer lanzamiento de una cápsula Dragon de carga en su primer vuelo regular con destino a la Estación Espacial Internacional.

La Dragon CRS-1 lleva a bordo 450 kilos de suministros formados por 120 kilos de comida y ropa para la tripulación, 180 kilos de material para los 166 experimentos que en la actualidad están a bordo de la Estación y 66 experimentos nuevos, 105 kilos de hardware para la Estación propiamente dicha, y alguna cosa más.

Levantando el cohete - NASA
Levantamiento del Falcon 9 en la plataforma de lanzamiento - NASA

Unas dos semanas y media después de su llegada a la ISS, y una vez cambiado su contenido por 910 kilos de material científico, incluyendo muestras de orina y sangre de sus tripulantes, y unos 229 kilos de hardware para la estación, volverá a casa terminando su misión con un amerizaje en el Pacífico frente a las costas de California.

Desde la retirada del servicio de los transbordadores espaciales las Dragon son las primeras naves que visitan la Estación que tienen una capacidad apreciable de retorno de carga, pues tanto los ATV europeos como las Progress rusas o los H-II japoneses están diseñados para desintegrarse en la atmósfera al final de sus misiones, mientras que las Soyuz apenas pueden traer de vuelta unos 100 kg de carga aparte de sus tres tripulantes.

Parte de la carga traida de vuelta por la Dragon C2 -NASA
SpaceX Dragon Cargo Transfer: Parte de la carga traida de vuelta por la Dragon C2 -NASA

Otra de las ventajas de las Dragon es que como atracan en el segmento estadounidense de la ISS sus escotillas de carga son más grandes que las del resto de las naves mencionadas, con lo que pueden llevar a bordo ítems de mayor tamaño.

El lanzamiento está previsto para las 00:34 UTC del 8 de octubre, dos horas más en España, y la llegada a la Estación está programada para el miércoles 10, cuando será capturada con el brazo robot de esta y atracada en el módulo Harmony, aunque no está previsto que los tripulantes de la Estación entren en la Dragon hasta el día 11.

El lanzamiento se podrá seguir en directo vía NASA TV, aunque las previsiones meteorológicas sólo le dan un 60 por ciento de posibilidades. SpaceX también irá informando sobre el lanzamiento en @SpaceX.

SpaceX aprovechará además el lanzamiento para colocar en órbita un prototipo de satélite de comunicaciones M2M de la empresa Orbcomm, con la que tiene contratado el lanzamiento de sus 18 satélites de segunda generación.

Satélite M2M Orbcomm
Uno de los satélites M2M de Orbcomm

Es cierto que un lanzamiento de una nave de carga no es en principio la más excitante ni glamurosa de las misiones espaciales, por muy vital que sea para mantener la ISS, que lleva permanentemente tripulada desde el año 2000, en servicio, pero lo que es realmente relevante es que tanto el Falcon 9 que la lanzará como la Dragon son fruto de la iniciativa privada.

Es cierto también que a lo mejor SpaceX no hubiera sido viable si no hubiera conseguido el contrato de 1.600 millones de dólares con la NASA para lanzar 12 Dragon a la Estación mientras busca otros clientes «civiles».

Pero son pasos que van poniendo la barrera del espacio cada vez más cerca del común de los mortales, aunque sólo sea un poquito más cerca.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear