Por @Wicho — 18 de Julio de 2009

WebUrbanist recoge en Stroke of Genius: Abilities Borne of Brain Damage los casos de diez personas que tras sufrir daños en el cerebro bien por un traumatismo, bien por una enfermedad, o bien por un accidente cerebrovascular, desarrollaron unas capacidades artísticas que antes no tenían.

O que a lo mejor antes tenían pero que no habían salido nunca a la superficie, quién sabe.

Alison Silva - Foto The Daily Mail
Alison Silva - Foto The Daily Mail

El caso más impresionante me ha parecido el de Alison Silva, una pintora de New Jersey a la que hace tres años detectaron un tumor cerebral (un cavernoma), en concreto en el lóbulo temporal izquierdo.

Cuando se recuperó de la hemorragia que hizo que se descubriera el tumor y volvió a ponerse a pintar de nuevo descubrió que su estilo había cambiado y que sus cuadros eran mejores, algo apreciado también por los compradores que ahora pagan hasta veinte veces más que antes por ellos, por lo que Alison ha decidido no operarse a pesar de las migrañas, insomnio, alucinaciones y distorsiones en la visión que le producen el tumor.

Su doctora dice que aunque el tumor es peligroso por ahora no amenaza la vida de Alison tal y como está, aunque no está libre de que en cualquier momento pueda producirse una nueva hemorragia que podría acabar con su vida.

Los diez casos recogidos en la citada anotación incluyen enlaces para profundizar en la historia de cada una de las personas incluidas en la lista, con lo que si te interesa cómo funciona el cerebro en ella encontrarás un montón de cosas que leer.

(Vía Neatorama.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear