Por @Wicho — 26 de Diciembre de 2013

Mastracchio moviendo la bomba
Mastracchio moviendo la bomba con la ayuda del brazo robot de la Estación; esta mide 175×127×91 centímetros y pesa unos 354 kilos - NASA TV

Aunque el conector rápido M3 de las líneas de amoníaco, el mismo que en 2010 trajo de cabeza a Tracy Caldwell Dyson y Doug Wheelock, los retrasó un poco, Mike Hopkins y Rick Mastracchio consiguieron instalar la nueva unidad de bombas del sistema de refrigeración del segmento estadounidense de la Estación Espacial Internacional y dejarla lista para en funcionamiento durante el segundo paseo espacial de los tres previstos para su sustitución, llevado a cabo el 24 de diciembre.

Durante el primer paseo espacial para reparar el sistema Hopkins y Mastracchio ya habían retirado la unidad de bombas estropeada de su sitio.

Metiéndola…
Hopkins y Mastracchio introduciendo la nueva unidad de bombeo en su sitio - NASA TV

Comprobaciones hechas más tarde, cuando los dos estaban ya de vuelta en el interior de la Estación, han permitido confirmar que todo funciona de nuevo a la perfección en el bucle A del sistema de refrigeración, dejando de nuevo este en una configuración redundante, ya que hay dos bucles independientes, tal y como se puede leer en Station's Replacement Pump Successfully Restarted.

Lo único que no tuvieron tiempo de hacer fue colocar el módulo que contiene la válvula estropeada y que dejó fuera de servicio el antedicho bucle A en su sitio de almacenamiento definitivo, donde quedará almacenada para un posible futuro uso.

Los dos contaron con la ayuda de Koichi Wakata a los mandos del brazo robot de la Estación en los dos paseos, y con Douglas Wheelock desde el control de la misión para aportar su experiencia al haber realizado la sustitución de una unidad anterior por la que tenían que retirar Hopkins y Mastracchio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear